Segunda aparición de la Virgen en Fátima

Segunda aparición de la Virgen

13 de junio del 1917

Al igual que en la primera aparición volvieron a ver un rayo de luz y al momento apareció Nuestra Señora, exactamente en el mismo sitio que la anterior vez.

-¿Qué es lo que me quiere? .- Preguntó Lucía.

-Quiero que vengáis aquí el día 13 del mes que viene, que recéis el Rosario todos los días y que aprendáis a leer.

Los pastores le pidieron esta vez que los llevase al Cielo, a lo que la Virgen respondió:

-Sí, a Jacinta y a Francisco los llevaré en breve, pero tú te quedas aquí algún tiempo más. Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar. Quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien la abrazare prometo la salvación y serán querida sus almas por Dios como flores puestas por mí a adornar su Trono.

La Virgen volvió a abrir las manos como la primera vez, y la misma luz volvió a envolver a los pastorcitos, pero esta vez delante de la palma de la mano derecha de Nuestra Señora estaba un corazón rodeado de espinas que parecían clavarse en él. Entendimos que era el Corazón Inmaculado de María ultrajado por los pecados de la humanidad que necesitaba reparación.