Primera aparición de la Virgen en Fátima

Primera aparición de la Virgen

13 de mayo del 1917

Estando Jugando en Cova de Iría los pequeños pastores vieron de repente una luz en el cielo como la de un relámpago. Pensando que venía una tormenta tomaron la decisión de volver a casa con el rebaño de ovejas. Por la mitad del camino vieron otro relámpago de luz y justo delante de ellos se apareció Nuestra Señora vestida de blanco. Más brillante que el Sol, así la describían los pastorcillos.

-No tengáis miedo. No os hago daño. .- les dijo la Virgen.

-He venido para pediros que vengáis aquí seis meses seguidos el día 13 a esta misma hora. Después diré quien soy y lo que quiero. Volveré aquí una séptima vez. .- siguió la Virgen.

Los pastorcillos, lejos de asustarse comenzaron a preguntarle si ellos iban a ir al Cielo, a lo que la Virgen respondió que sí. Y le preguntaron por otros conocidos suyo que ya habían fallecido, para saber si estos también habían ido al Cielo.

-¿Queréis ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que El quiera enviaros como reparación de los pecados con que El es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores? .- Les dijo la Virgen

-Si, queremos. .- Respondieron ellos.

-Tendréis mucho que sufrir, pero la gracia de Dios os fortalecerá.

Justo después de estas palabras, la Virgen abrió sus manos y una luz muy intensa que fluía de sus manos penetró en el pecho de los pastorcillos. Entonces por un impulso cayeron de rodillas al suelo y comenzaron a rezar:

-“Santísima Trinidad, yo te adoro. Dios mío, Dios mío, yo te amo en el Santísimo Sacramento”

-Rezad el rosario todos los días para alcanzar la paz en el mundo y el fin de la guerra. .- Terminó la Virgen.

Y al mismo tiempo comenzó a elevarse y como una luz desapareció a través de los astros. Los pastores decían haber visto abrirse el Cielo.